Mentira consensuada

Sevilla, 15 agosto 2020

Cuando la mentira consensuada arrampla por el mundo, a duras penas puede alguien enunciar una verdad. A esto se le suma una sociedad desvinculada de los símbolos que la construyó y, por tanto, cada sujeto se sentirá investido individualmente de saber, el cual no dejará de ser más que el reflejo de toda una historia personal de miedos, traumas e inquietudes personales. Enunciado así el supuesto saber de cada individuo, pocos aceptarán que el pensamiento del otro diverja del pensamiento propio. De esta forma sólo perviven los contenidos consensuados, es decir, aquellos que compartan el mínimo factor común: el miedo comunitario. Mientras tanto, de forma curiosa, todos los pollos descabezados se precipitan en bandada al mismo abismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: