«Que suceden tantas cosas cuando parece que nada sucede…que la vida no para, no ofrece tregua…”

“Que suceden tantas cosas cuando parece que nada sucede…que la vida no para, no ofrece tregua para su brutal impulso y que los seres humanos, como tú y yo, la domeñamos con la mirada bien intencionada, dando besos sin mejillas y metáforas salvadoras.”

Aprovechó aquella conversación telefónica para preguntarme: – Domeñar, ¿es esa la palabra que empleaste? – Sí, una palabra hercúlea que sujeta la fuerza salvaje de la vida y me resguarda de todo quebranto.

Imaginé verla a pesar del teléfono. Le miré con la mejor de las intenciones para lograr que, a pesar del intercambio de pieles en la distancia, no despuntaran las costuras de mi individualidad: agujeros y rotos en la entretela de quién soy. Y besos. Besos que atravesarían su mejilla sin posarse en ella, como jilgueros que pasan de largo el ramal de chopos por llevar en el pico una larva para las crias. Y metáforas. Esas metáforas que suelo recitar para esquivar la locura de hablar con ella sin lamer la miel derramada de su tarro, sin ver el pliegue de sus párpados.

Sevilla, 26 de Abril 2020, extracto de Volviendo, diarios, de Abdun Nur S.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: